Espaguetis con nata y bacon

Esta receta de espaguetis con nata y bacon, te encantará, es un plato sencillo pero muy apetecible.

Clásico absoluto, la carbonara lleva solo bacon, huevos, queso parmesano y agua de la cocción de los espaguetis. Ah, un poco de vino cuando el tocino está dorado hace la diferencia – da un toque de acidez que equilibra el sabor.

Sigue cuidadosamente paso a paso esta receta de espaguetis con nata y bacon para asegurar que la salsa sea muy cremosa (y evitar la frustración de terminar con un plato de fideos con huevos revueltos)

INGREDIENTES

    • 200 g de espaguetis (u otra pasta de grano largo)
    • ½ taza de cubos de tocino (75 g)
  • ¼ taza de té de vino blanco
  • 2 huevos
  • 2 gemas
  • ½ taza de queso parmesano rallado (té)
  • sal y pimienta recién molida a gusto

MÉTODO DE PREPARACIÓN DE LOS ESPAGUETIS CON NATA Y BACON

Lleva una olla mediana con 2 litros de agua a ebullición a fuego alto. Cuando hierva, añade 1 cucharada de sal y la pasta. Deja que se cocine, durante el tiempo indicado en el envase o hasta que esté al dente.

Mientras se cocina la pasta, prepara los demás ingredientes. En un bol pequeño rompa un huevo a la vez y páselo a otro bol (recuerde: son 2 huevos enteros y 2 yemas; puede reservar las claras de huevo en la nevera durante dos días o, mejor aún, congelarlas para usarlas más tarde). Añada el queso parmesano rallado y bátelo bien con un tenedor para mezclarlo.

Lleve una sartén grande a fuego medio. Cuando esté caliente, dora el tocino durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Reduzca el fuego, añada el vino blanco, mezcle bien y apague el fuego.

Una vez que los espaguetis estén cocidos, guarde 1 taza de agua de cocción para la carbonara.

Ahora tendrás que hacer todo de inmediato: escurrir el agua, pasar la pasta a la sartén con el tocino caliente, añadir los huevos y mezclar bien – la idea es que el calor de la pasta cocine los huevos, formando una crema. Volver a poner la sartén a fuego lento y añadir poco a poco el agua de cocción, removiendo con una espátula durante unos minutos hasta que se forme una salsa espesa. Tenga cuidado de no cocinar demasiado los huevos. Servir con pimienta negra al gusto.